Historia / Juventud

16.feb.2012 / 09:24 am / Haga un comentario

Alí Primera, 27 años de su siembra

ali primera – dispersos

Los que mueren por la vida no pueden llamarse muertos

Hace 27 años, de madrugada, y en una autopista caraqueña Alí Primera dejaba espacios físicos para ocupar el campo infinito del ejemplo y la dignidad.

No había cumplido 43 años aquél hombre que vivió entre la rabia, por la injusticia y la humillación constante a las que era sometido su pueblo, y entre la ternura de su canto que levantaba banderas de insurgencia para poner la patria bonita.

Alguna vez dijo: “Que mi canto no se pierda” y hoy, con el corazón a media asta pero con la bandera revolucionaria ondeando soberana le decimos: “Tu canto no se ha perdido Alí, porque tu canto vive en cada lucha obrera, en cada pupitre de la nueva escuela, en cada sonrisa de mujer emprendedora, en cada signo de soberanía y en cada paso que se da contra toda forma de explotación del hombre por el hombre”.

Cuando nadie lo nombraba, Alí vivió con Simón Bolívar en los labios y en su práctica militante. Cuando nadie lo llamaba por su nombre, Alí lo identificaba, lo señalaba y lo gritaba: “El capitalismo es el causante de todos los males que está sufriendo mi pueblo”.

Con Alí Primera de la mano toda una generación se levantó e hizo caminos de conciencia. “La Patria es el hombre”.

En este mas de cuarto de siglo de ausencia el pueblo venezolano ratifica a Alí Primera como su Padre Cantor y lo incluye en la lista de los precursores de la Patria Buena

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.