Juventud / Poder Popular

27.feb.2012 / 01:32 am / Haga un comentario

En diversos estados del país también se efectuarán actividades para conmemorar los 23 años de El Caracazo/ Foto: Archivo

Ambiente de aquel día que marcó a Venezuela. Foto archivo.

El 27 de febrero de 1989 los pobres bajaron de los cerros como una respuesta espontánea ante la grave crisis económica y política del país. En ese momento Carlos Andrés Pérez iniciaba su segunda presidencia y anunció la puesta en marcha del llamado “paquete económico”, con medidas neoliberales que significaban mayor pobreza y miseria para el pueblo venezolano. En Caracas y otras ciudades del interior del país la gente salió a la calle el 27 de febrero de 1989, las protestas y los saqueos parecían incontrolables, la rabia contenida durante muchos años hizo explosión ante las medidas anunciadas por Pérez, que iniciaba su segundo mandato poniéndose de rodillas ante el Fondo Monetario Internacional.

A 23 años de ese trágico día que enlutó a muchas familias venezolanas. Allí, en ese momento, comenzó el despertar de los hombres y mujeres que hoy cierran filas en la construcción de la República Bolivariana de Venezuela.

Para 1989,  al pueblo se le anunció que se implementaría un programa de medidas económicas neoliberales, según las recomendaciones del Fondo Monetario Internacional.

“El Paquete” incluía la privatización de empresas públicas, la eliminación de las subvenciones y protección del Estado a empresas privadas y el fomento de la descentralización. Una de las primeras medidas fue el aumento del combustible y como consecuencia el incremento de las tarifas del transporte público. No fue posible detener la angustia, el dolor y la desesperanza que drenó en la violencia desatada en este día.

Y llegó el 28

Durante el día 28, el presidente Pérez, reunido en Consejo de Ministros, ordenó a la Guardia Nacional y al Ejército reprimir los disturbios, igualmente, decretó el estado de emergencia, previsto en el artículo 240 de la Constitución de 1961, con lo que quedaron suspendidas algunas garantías constitucionales durante los 10 días siguientes.

Al caer el ocaso del martes 28, comenzó el toque de queda más cruento de la historia de Venezuela. La fosa común de La Peste es en dos vías, testigo y acusador de esta masacre inmensurable y el mensaje fue claro, era orden y advertencia: El 27 y 28 de febrero son sangriento espejo de cómo los gobernantes imponen el neoliberalismo.

Ahora escribimos la historia del nuevo socialismo

Carlos Andrés Pérez impuso medidas empobrecedoras al pueblo venezolano para luego ordenar que se les disparará cuando protestaron.

“El Caracazo” no sólo fue una respuesta a esas medidas  impuestas por el Fondo Monetario Internacional y acatadas por el gobierno de Carlos Andrés Pérez, sino también la expresión popular que no tenía forma de canalizar su descontento ante la corrupción generalizada y la crisis generada por los gobiernos de la democracia representativa.

La represión desatada contra el pueblo no detuvo la aspiración del soberano de transformar su realidad, por eso apoyó la insurrección militar del 4 de febrero de 1992  liderada por el teniente-coronel Hugo Chávez Frías.

En ese momento no fue posible, pero la semilla fue sembrada en todos los venezolanos y venezolanas que decidimos seguir al líder de los militares bolivarianos y ser constructores de un nuevo proyecto de país.

Hoy rendimos homenaje a los caídos en “El Caracazo”. Hoy volvemos a decir que la sangre regada no se olvida y que la conciencia del pueblo despertó para siempre.

Por: Mayerling Jimenez

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.