Análisis / Internacional / Juventud

A 9 meses de cautiverio ilegal en Venezuela, publicamos la transcripción total de una entrevista fundamental para comprender la realidad del Cantor Julián Conrado, por considerarla un documento clave. La Organización Mundial Contra la Tortura denuncia la práctica sistemática de la tortura en las cárceles colombianas, y las muertes causadas por denegación de asistencia médica…

Transcripción de la entrevista que dio el Cantor Julián Conrado a Radio internacional Guiniguada, en septiembre 2011, desde una cárcel venezolana. El cantor fue detenido por un operativo de fuerzas colombianas y venezolanas en Barinas, el 31 de mayo 2011. Desde entonces se halla preso en Venezuela de manera ilegal, dado que no tiene ningún delito imputado por el Fiscal venezolano, y que por otro lado el gobierno colombiano disponía de un plazo de 60 días a contar de la detención de Conrado para solicitarlo en extradición, y que dicha solicitud no fue efectuada en legalidad, pues el gobierno colombiano ni siquiera se tomó el trabajo de efectuar el trámite en el debido plazo. Conrado está gravemente enfermo y su salud se deteriora sin la debida asistencia médica y en condiciones de ilegal detención prolongada. De ser entregado a Colombia lo espera la tortura y la muerte. La Convención de Ginebra y la Convención contra la Tortura lo amparan: no puede ser entregado un perseguido político, además enfermo, a un régimen en cuyas cárceles fallecen con inusitada frecuencia los presos políticos. La Organización Mundial Contra la Tortura denuncia la práctica sistemática de la tortura en las cárceles colombianas, y las muertes causadas por denegación de asistencia médica. Se espera que el gobierno venezolano le otorgue el Asilo político y humanitario a Julián Conrado: el cantor lo ha solicitado formalmente y el DIH ampara al cantor.

Julián Conrado:

Yo soy un cantor del pueblo, y ser cantor de un pueblo como el colombiano, y más cuando es un canto de compromiso es reflejar una historia que es la historia de persecuciones, de cárceles, de tortura, de desapariciones, de hambre, de miseria, etc. La historia nuestra, de los colombianos, es, para no irnos muy lejos, agarremos a partir de 1928 cuando las masacres de la bananeras, cuando se intentó formar el primer sindicato; pues imagínate (la represión del estado causó): ¡32mil muertos! Y luego quién hace la denuncia de esa masacre unos 20 años más tarde, que es Jorge Eliécer Gaitán,  es asesinado un 9 de abril, y de ahí en adelante salen guerrillas que es donde sale Manuel Marulanda… y después de eso viene un intento de solucionar las cosas dialogando, y nace la Unión Patriótica, y ustedes saben que eso costó 5000 muertos, especialmente de líderes, de dirigentes obreros, campesinos, estudiantiles, culturales, etc.

En el marco histórico de ese país, nazco yo; nazco en 1954 y , por lo que te he dicho, yo no conozco la paz. Los que nacimos en el 54 no sabemos lo que es la paz, hasta el día de hoy no conocemos la paz; entonces como cantor del pueblo, como poeta, trato de reflejar la realidad que me rodea: y esa es la realidad. Entonces adquiero un compromiso que me lleva como cualquier obrero, cualquier campesino que reclame sus derechos, a ser perseguido.

Recordando con unos camaradas algo sobre el 11 de septiembre de 1973: tengo unos 19 años y salgo a una protesta y es cuando tengo mi bautizo de patadas de culatazos, de cárcel… por estar protestando, cantando con canciones protesta contra el golpe militar que se dio en Chile.

La vida de un cantor del pueblo colombiano hay que verla es en el marco de esa situación de persecuciones de cárceles, de tortura, de desapariciones forzadas, etc., etc.

Periodista: Usted en los años 80 tenía una agrupación, la agrupación `Biónica´, y de ahí da el salto a cantor guerrillero: ¿Por qué ingresa usted en las FARC-EP?

Julián Conrado:

Realmente, mi intención no era la violencia, no soy un hombre de violencia, agarro el camino del monte es porque no tengo otra opciónComo la inmensa mayoría de los dirigentes revolucionarios colombianos: para poder garantizar la vida, tienen que buscar eso. Yo pues, militarmente no tengo habilidades; una persona como yo que ni iba a algunas fiestas populares por miedo a los voladores, a los fuegos pirotécnicos, que incluso me escondía debajo de la cama cuando era muchachito… pues ya pueden ver las “ganas” que tengo yo de estar en una guerra debajo de los bombardeos… de tantos bombardeos como me ha tocado estar. Lo hago es por cuestión de dignidad. Por cuestión de compromiso. El canto cuando es verdadero hay que defenderlo, porque el canto no es solamente decir unos cuantos versos, sino es el compromiso que está detrás del verso: el canto sin compromiso pues es un canto hueco, es un canto vacío. Y por eso yo llego allá a la guerrilla, esproducto de las persecuciones. Es producto de esa historia: la masacre de las bananeras, el 9 de abril… esa es la historia de nosotros… Ahora mismo en Colombia los trabajadores del teatro, los teatreros, los titiriteros, están perseguidos, no pueden realizar su obra de arte, de teatro, de títeres de cuentos, etc., porque están amenazados de muerte la mayoría, esa es nuestra historia.

Periodista (minuto 4:27): En sus canciones usted siempre menciona la paz y la justicia e igualdad social, en ese sentido usted estuvo presente en los diálogos del Caguán en el año 2000. Miles de personas pasaron por el Cagúan para dialogar sobre la paz y sobre la igualdad: ¿Qué conclusión sacó usted de ese contacto en el que también después de los diálogos entre los interlocutores se iba con su guitarra a hacer aquellos corrillos y a seguir con el canto en contacto con la gente?

Julián Conrado (minuto 4:56):

Mi canto es un grito de paz: como te dije yo nazco en el año 1954 y no conozco qué cosa es la paz, entonces la razón de ser de mi existencia, desde que tengo uso de razón, es la búsqueda de la paz para mi país. A eso me he dedicado: a buscar la paz. Pero buscar la paz en Colombia donde la paz tiene sus enemigos que son los que negocian con la guerra, los dueños del gran capital, los dueños de grandes extensiones de tierra… luchar por la paz es muy peligroso, sin embargo es nuestra bandera y nunca pensamos abandonarla. Con esa intención de lograr la paz es que se dan los primeros diálogos en la Uribe (1984).

Antes de lo del Cagúan (2000) se dieron los diálogos de la Uribe, donde se firma un Acuerdo de cese al fuego, tregua y paz. Yo soy uno de los que salen sin armas, sin uniforme, que sale a la vida pública a cantar… pero nos traicionaron porque lo que querían realmente allí la gente de la mala yerba -como los llama el poeta español Miguel Hernández-, la gente de la mala yerba lo que quería era una rendición total para seguir explotando y oprimiendo al pueblo colombiano… Cuando eso sale la Unión Patriótica (Partido político, 1985), se dan los miles de muertos… y sin embargo no abandonamos el deseo de conquistar la paz y nos volvemos a sentar, a dialogar en San Vicente del Caguán, y es la misma historia: lo que siempre han querido los amantes de la guerra, los dueños del gran capital, de las grandes extensiones de tierra, los ricos explotadores es: que no exista gente que reclame sus derechos para ellos poder explotarnos como siempre nos han explotado. Esa es la realidad de Colombia. La historia de Colombia es esa: es la historia de la violencia por parte de los ricos explotadores, por parte del gran capital, de los terratenientes y ahora de la mafia que nos está gobernando que también quieren defender sus grandes capitales que han sido obtenidos  a costa del sudor y la sangre del pueblo.

Periodista: En el 2008 se da a conocer la propuesta ARBOL, háblenos de esa propuesta ARBOL y de su supuesta muerte en Sucumbíos en el ataque a territorio ecuatoriano.

Julián Conrado, Minuto 7:38:

ARBOL significa es Artistas Bolivarianos: es una propuesta que nace pensando en nos organicemos los artistas para seguir luchando organizadamente para conquistar la paz en Colombia, la paz para todos… ah bueno y ahí es bueno precisarlo,porque en Colombia todos hablamos de Paz: pero unos hablan de una paz y otros hablamos de otra Paz: nosotros hablamos de una paz que es la paz con justicia y con amor, o sea; la paz para todos los colombianos; porque en Colombia hay otros que hablan de paz pero es la `paz´ de ellos, es la tranquilidad de ellos, es el disfrute de las riquezas que ellos han amasado oprimiendo y explotando al pueblo. Con esa `paz´ no estamos de acuerdo nosotros. Nosotros estamos de acuerdo con la paz , pero con la paz con justicia y con amor. Entonces para luchar por esa paz sale la propuesta de organizar ese frente de lucha que sería el frente de lucha de los artistas, porque así como los obreros, los campesinos tienen su frente de lucha, los artistas también debemos tener un frente específico de lucha para colaborar en la lucha por la conquista de la paz (minuto 8:56). Ese es el motivo de que nazca la propuesta ARBOL.

Se oye hablar de ella en el 2008 pero esta propuesta tiene su origen en los diálogos del Caguán, porque en los diálogos del Cagúan hubo una Audiencia Pública en la que nos reunimos cerca de 2000 artistas: teatreros, titiriteros, cuenteros, músicos, etc., y la gran conclusión a la que se llegó en esa Audiencia Pública era la de que teníamos que organizarnos los artistas para poder dar la lucha en mejores condiciones, más organizadamente. Pero ustedes saben lo que significa el arte popular en un país donde ha imperado desde hace mucho tiempo el Terrorismo de Estado. (minuto 9:40)

Precisamente en la búsqueda de la paz en Colombia, pues suceden muchas cosas y una de ellas es la que usted menciona, la del bombardeo a Sucumbíos (Ecuador); pero realmente no solamente ha sido lo de Sucumbíos, lo de Sucumbíos es un pequeño capítulo en la historia, y en especial en la historia mía… Después del bombardeo de Sucumbíos yo he estado debajo de unos 5 o 6 bombardeos, y ametrallamientos no sé cuantos… Bueno, en la vida del monte, de la lucha armada uno está expuesto de un momento a otro a un bombardeo, a un ametrallamiento, a un asalto, a una emboscada, a un hostigamiento… de todo eso conozco yo… bueno, porque estuve metido en esa lucha (hasta minuto 10:26). Ahora ya por cuestiones de edad y por cuestiones de salud me toca estar como en otra trinchera, porque mis condiciones físicas ya no son buenas, después de bombardeos, ametrallamientos, muchas enfermedades (ya no me lo permiten)… sin abandonar mis ideas, mis ideales, porque las formas de lucha pueden ser variadas pero el objetivo siempre es sigue siendo ese: la paz con justicia y con amor (minuto 10:56).

Periodista: Siempre en todas sus intervenciones y en su música, la cuestión bolivariana es central, de hecho usted conjuga en gerundio el bolivarianismo; y ahora en este momento está preso en el país en el que nació Bolívar…

Julián Conrado, (minuto 11:16):

Bueno, estoy en la cuna de Bolívar, pues es una cuestión triste, estoy en un país que disfruta de su libertad… Y eso es algo que yo estoy sufriendo, porque perdí mi libertad precisamente en la cuna de la libertad. Pero pienso que es una equivocación y pienso que eso se va a resolver de la mejor manera, porque ya lo han dicho aquí, y algunas autoridades han dicho públicamente que aquí van a actuar sin apartarse de los acuerdos, de leyes, de tratados internacionales y de las propias leyes nacionales y eso no permite que en el caso mío sea extraditado a Colombia o a Estados Unidoslo que significaría tortura y muerte para mí, porque si me extraditan a Colombia o a Estados Unidos eso es lo que pasa con los revolucionarios, con la gente honesta en ese país: sea Colombia o Estados Unidos.

Es algo triste, pero pienso que con la solidaridad que hay de muchas organizaciones aquí en Venezuela,  con la solidaridad a nivel internacional yo pienso que se puede lograr que me den el ASILO político o bien que sea remitido a un tercer país (neutral), donde yo pueda resolver mis problemas de salud…. Que es una de las cosas que me hizo salir a buscar la solución de esos problemas de salud que me aquejan ahora (hasta minuto 12:51).

Periodista:

Hay ciertas buenas perspectivas para la resolución de su situación jurídica, acogiéndose a la legalidad y a los tratados internacionales que existen en ese sentido; sin embargo se ha especulado bastante sobre su posible `deportación´ a Colombia, como paso previo hacia EEUU… Algunos analistas plantean que quizá usted esté siendo tenido como una pieza, como un comodín tal vez, en la geopolítica actual, en ese triángulo de relaciones entre Colombia, Venezuela y Estados Unidos…

Julián Conrado, (minuto 13:11):

No sé hasta allá cómo sea eso. No tengo esa información. Acá adentro no se analiza lo mismo que allá afuera. Pienso quesería un gravísimo error de parte de una revolución como la bolivariana si se llegara a eso.

Sería un error gravísimo, sería una mancha muy triste, imborrable, en la historia de las luchas que se están dando en América Latina ahora. No creo que se llegue a eso, pero todo depende es de la solidaridad, de la fuerza de la solidaridad que se de a nivel latinoamericano y a nivel mundial… de la solidaridad que se me pueda brindar; yo creo que la fuerza de la solidaridad puede definir las cosas.

Periodista, (minuto 13:59): ¿Y como ve que en la coyuntura actual que se puedan dar las condiciones para una salida política y negociada al conflicto social y armado en Colombia?

Julián Conrado, (minuto 14:11):

Ese es el ideal, ese es el sueño, yo pienso que a eso hay que dedicarle todos los esfuerzos: toda la gente honesta tiene que concentrar sus esfuerzos en la solución política, dialogada, al conflicto. Que no significa ni rendición, ni desmovilización, ni nada de eso por el estilo, sino que significa llegar a un acuerdo que beneficie a todo el pueblo colombiano, porque eso es lo que queremos nosotros; es lo que quiere la inmensa mayoría de los colombianos. Que se acabe la guerra: pero no se está hablando de rendición ni de nada de eso; se habla de una solución dialogada, se habla de una solución digna, de eso es de lo que se está hablando.

Por: Entrevista realizada por Radio Guiniguada a Julián Conrado

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.