Análisis / Juventud

5.mar.2012 / 04:24 am / Haga un comentario

Se cumple el primer año de la desaparición física de esta inolvidable guerrera y defensora del proceso revolucionario; digo inolvidable porque para los amigos y enemigos no será fácil lanzarla a las aguas de la indiferencia histórica, algunos le dieron el apodo de “La incontrolable”. Otros dirán que sus métodos no fueron correctos y que rayaba en la violencia, quizás tengan razón…lo que sí es una verdad del tamaño del mundo es que fue una luchadora sin tregua, resteada por los más desposeídos; ah, que no gustaba su forma de actuar y de hablar, dirán algunos…bueno, cada quien tiene, como dice el saber popular, su manera de asar conejos. Lo que la historia que estamos forjando y escribiendo no podrá negar ni esconder jamás, es que LINA RON representa la gallardía, la valentía de la mujer venezolana y la LEALTAD expresada al máximo hacia el líder de la Revolución Bolivariana y Socialista: HUGO RAFAEL CHÁVEZ FRÍAS.

Cuando se habla de lealtad, nos estamos refiriendo a uno de los valores más relevantes en el ser humano. Revisando su accionar diario, en LINA RON encontramos dos excelsos principios revolucionarios que destacan en ella y que están enraizados sin poder desvincularlos: mucha dignidad y valentía a la hora de la defensa de la revolución, lealtad a toda prueba hacia lo que representa nuestro presidente de la República.  Lina, mujer de temple y de personalidad irreverente no prosiguió sus estudios de medicina motivado a las grandes dificultades que en su tiempo juvenil existía para la gran mayoría de universitarios provenientes de familias con escasos recursos económicos, quienes tarde o temprano tenían que abandonar las aulas sin tener opción de culminar una carrera universitaria. Lina siempre valiente, se incorporó desde esos tiempos frontalmente a la lucha popular, destacándose por su compromiso firme hacia los más desposeídos.

Posterior al triunfo electoral de Hugo Chávez, al calor de las contradicciones propias del proceso revolucionario, LINA RON funda el 6 de febrero de 2004 al partido Unidad Popular Venezolana (UPV), proclama su disolución en el 2007 ante el llamado de conformar el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), pero bien pronto decide dejarlo sin efecto ante las objeciones que sufrió dentro del recién creado PSUV.  Durante los siguientes años destacaría por sus posiciones radicales a favor de los más pobres del país. En agosto de 2009 fue detenida por más de dos meses en la Dirección de Inteligencia Militar (DIM) por sus actuaciones de protesta violenta ante la estación televisiva oposicionista Globovisión. Este último acontecimiento dejó una profunda huella de sentimientos encontrados en la mujer aguerrida que se había entregado en cuerpo y alma a la defensa de la Revolución.

Una vez libre de lo que siempre consideró injusta prisión, prosiguió en su labor a favor de la gente, de sus hermanos más pobres como ella afirmaba, pero ya con mermadas fuerzas físicas por un sombrío padecimiento que a pesar de los alertas en su salud, ella hizo caso omiso; sucumbió ante un infarto que le arrancó la vida en el amanecer del 05 de febrero de 2011.  He querido escribir estas líneas que me nacen de lo más profundo de mi ser, por el deber que me obliga como militante de las ideas y por esa necesidad de reconocer públicamente a todos aquellos que lo han dado todo por la lucha a favor de los oprimidos, en esa búsqueda por la justicia social y la transformación de nuestra querida Venezuela hacia la patria buena, la patria socialista; es así como hoy recordamos a la guerrera irreverente e indomable que fue la compatriota LINA NINETTE RON PEREIRA. Si hemos de plasmar a  LINA RON en  una expresión sería Valentía, Dignidad y Lealtad a toda prueba.

Lina: Estarás por siempre presente en el corazón del pueblo venezolano.

Por: Judith Hernández Buitrago

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.