Noticias

7.mar.2012 / 05:43 am / Haga un comentario

La Caperucita de la Revolución

Marcela Vanegas una zuliana de nacimiento pero con más de 40 años en la ciudad capital. Ella dice haber nacido en 1992 cuando el Comandante Chávez dijo aquel “Por ahora”, es allí donde manifiesta haber llegado la Caperucita de la Revolución, como se le conoce popularmente. La Revolución le ha servido de aliciente en el dolor del asesinato de su hijo, hace 21 años, una vez que se convirtió en detractor de las mentiras del ex Alcalde de Sucre, Enrique Mendoza durante el período de 1990-1992.

Su carrito para hacer mercado, sus zarcillos, su ropa roja y su arma de reglamento como ha denominado sus pompones se han convertido en sus principales características. Quién la ve en la calle y sabe de este proceso, la reconoce y la saluda con un caluroso apretón de manos. Sus detractores, como ella afirma, se han acostumbrado a respetarla.

Una breve descripción del motivo de la llamada sirvió para que como una tarde acostumbrada, en las que suele pasar sentada en la plaza de El Indio en Chacao, aceptara un intercambio de palabras en lo que sirvió de escenario para darle forma a una entrevista con la Caperucita de la Revolución.

Llegó Marlene Vanegas y su primeras palabras fueron: discúlpeme por llegar un poco tarde pero cómo uno no deja de hacer el bien a la gente, tenía que hacer una diligencia con la alcaldesa Farías para un compatriota que no le quieren pagar sus realitos.

Su atuendo para ese día no podía ser menos que una camisa roja con la imagen del presidente estampada en su pecho. Su uñas impecablemente pintadas de rojo. Reloj, anillos, zarcillos con la imagen del presidente. Un bolso rojo con una bandera con una consigna del cuatro de febrero. Sus pompones finamente cuidados metidos en una bolsa que los cubre de cualquier agresividad natural del ajetreo del día.

Parádojicamente “La Caperucita de la Revolución” se sienta en una esquina, en un borde de refinado y forrado de unas láminas tipo mármol, perteneciente a la sede principal de la Alcaldía de Chacao. Pega un afiche de tamaño tabloide del Comandante y expresa: ya comenzó la campaña y hay que empezar la batalla.

Allí, bajo la sombra del Presidente Chávez como escenario y entre la brisa de una tarde capitalina. Nos sentamos amenamente a conversar.

A veces la pausa en el dialogo era casi obligatoria cuando pasaban sus compatriotas y deseaban saludar a La Caperucita.

- ¿ Quién es Marlene Vanegas?

-Soy nacida en Lagunillas estado Zulia. Mis padres eran petroleros y nosotros teníamos que hacer colas para comprar la comida, así que no me vengan con esos cuentos de que las colas para hacer mercado en Mercal se hacen ahorita.

Sin embargo mi otro nacimiento lo recuerdo ese 4 de febrero cuando aquel hombre se hizo responsable del golpe. El dijo que no se lograron los objetivos pero años más tarde se consiguió la victoria y soy creyente que no fue como ellos dijeron que el Presidente Chávez ganó con el 56 por ciento sino por más del 80 por ciento. Por que yo que fui testigo de una mesa pude ver como nos robaban votos.

-¿ Sí dice que nació en 1994, entonces cuántos años tiene?

-Yo tengo 72 años pero a partir de 1994 nací como revolucionaria. Cuando vi a aquel hombre. Ya para 1998 comencé a salir en una marcha. Me colocaba una capa y yo decía que era la reina de Chacao, un amigo mio me llevaba en su camionera y colocaba una silla roja atrás y tiraba caramelos. En el 2000 cuando el presidente compitió con Arías Cardenas yo decía que el presidente me defendió de que ese lobo feroz me comiera y no nos comió porque ganamos.

Luego de que el presidente ganó y cuando fue a recibir su banda, yo me monté en un andamio cerca de la Asamblea Nacional y grité fuerte, allá viene el Mesías Hugo Chávez Frías y eso se iba repitiendo. Eso me salió como un verso de una niña de primer grado.

¿ Su ropa, carteras, bufandas cómo las cuida?

-En mi cuarto tengo todo arreglado. Mis sombreros están colgados en la pared para la batalla. Mis bufandas en un pechero. Tengo chaquetas, bragas que me han regalado y mi capa de Caperucita y mi gorro los guardo celosamente para cuando tenga algo especial. Tengo zapatos bellísimos. Una vez una señora pasó por aquí y me regaló una cartera de Yute preciosa. Todos me regalan algo bonito.

¿Qué música le gusta bailar? ya que se le ve en las marchas bailando mucho

-Yo aprendí a bailar con la revolución. Me gusta mucho bailar joropo nuestra música. Cuando fui a pagar promesa a La Divina Pastora a pagar mi promesa con mi capa hice una chupeta con la palabra de Chávez y bailaba entre la gente. Me dice mi hijo que me tomaron como más de 2 mil fotos, la juventud me daba mandarinas, agua. No pude llegar porque había mucha gente pero si cumplí con ir vestida como Caperucita para pagarle una promesa a la virgen.

¿ Cómo adorna su hogar ?

-Bueno fíjate. Tengo dos cuadros de mi presidente en la zona rodeado de cuadros bellísimos. Lo tengo en las repisas bien cuidado. Así adorno mi hogar. Así mismo tengo mi carrito de hacer las compra con una foto de mi presidente que ya aprendí a llevarlo hacía adelante porque un día una vieja me lo escupió y casi me agarro con ella, por poquito le pego.

  • ¿Tuvo hijos?

-Si tuve seis hijos y sí no son chavistas los desheredo – soltó una gran carcajada- no mentiras, mis hijos son los que me llevan y me traen a las marchas. Uno me lleva en su motocicleta, aveces, y si no pago un mototaxis. Cuando yo empecé con esta lucha me llamaban vieja loca pero yo me he dado a respetar tengo muchos años sola y nadie me ha visto borracha ni mucho menos. Yo soy como la Oster de tiempo libre . Mis hijos se sienten orgullosa de mi. Tengo muchos nietos y bisnietos. El 12 de abril cumplo 72 años y lo vamos a celebrar en la plaza El Indio.

¿ Cuándo fue reconocida como un personaje de esta revolución?

-Una vez el presidente estando en el Teatro Teresa Carreño, yo me quite los zapatos y me monté en una de las butaca y para ese día me había comprado un vestido bonito y un sombrero rojo y cuando el presidente iba pasando se me acercó y me acomodó el sobrero y me dijo Caperucita sí estás bonita. Yo me quería desmayar a mi me dijeron que él me dio un beso pero yo no me acuerdo de eso. Así sería la emoción

¿ Por qué después de estar en la etapa de adulto mayor decide estar en las filas de la revolución?

-Yo tengo muchos motivos para estar en esta revolución. Hace 21 años me mataron a mi hijo. Él era bombero de El Cafetal y murió así como murió Alí Primera, oscuramente. Como el denunció a Enrique Mendoza en varias oportunidades a ese no le convenía tener a mi hijo allí. Luego de que él muere yo no quería vivir y después de 3 años vi al Presidente Chávez y dije este es el hombre.

Todo eso me ayudó, ahora a pesar de la muerte de mi hijo soy la mujer más feliz del mundo porque la gente me halaga. Cuando voy a una marcha, en ese momento soy la mujer más feliz del mundo me quedo paralizada.

-¿ Tiene motivos para estar en esta revolución y que le ha dado ella?

-Tengo muchos motivos para estar aquí. La muerte de mi hijo me dolió demasiado y cuando yo escuché al Presidente esa madrugada del 4 de febrero eso fue mi aliciente. La revolución me ha dado alegrías. Me siento muy feliz estando en una marcha. No me dado nada material y todo lo hago por amor a mi presidente.

¿ Cómo asumió la noticia que dio el Presidente en cuanto a su salud?

- Me impacto demasiado. Yo ese día estaba en Los Próceres celebrando el carnaval. A mi se me enfrió el guarapo como dicen por allí. Una amiga me llamó y me dijo pero yo no quería creer. Me retiré del desfile y me senté sólo a tomarme un refresco. Luego como pude salí de allí y busqué como irme. Yo no tuve ni ganas de montarme a la tarima para bailar con mis pompones. Lo que quería era ir a escuchar con mis propios oídos lo que me habían dicho. Lo escuché por la televisión pero como siempre esa noticia la dio con un gran coraje y cómo el dijo hay que tener mucha fe y lo vamos a acompañar hasta el final.

Por: Eliana Millán Montiel

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.