Análisis / Juventud

22.abr.2012 / 06:33 pm / Haga un comentario

Haiman El Troudi: Ingeniero, escritor, planificador, investigador y docente. Fue Ministro de Planificación y Desarrollo 2008-2009; Director del Despacho del Presidente Chávez 2005-2006; Ex Representante por Venezuela ante el Consejo Ministerial del Fondo OPEP para el Desarrollo Internacional, Gobernador Principal ante el Banco Mundial, y Gobernador Alterno ante el Banco Interamericano de Desarrollo; Secretario del Comando Nacional Maisanta durante el referéndum presidencial del 2004; Ex coordinador el programa de investigación sobre el "Socialismo del Siglo XXI" en el Centro Internacional Miranda 2007, del cual es fundador y directivo; Integrante del Consejo Presidencial del tercer motor constituyente "Moral y Luces"; Ex Director de Relaciones Nacionales de la Presidencia de la República; Ex director y asesor de los Ministerios de Planificación, Educación Superior y Comunicación e Información; Cofundador y directivo del Instituto Universitario de Tecnología de Barinas. Autor, coautor y compilador de diversos trabajos académicos, políticos y literarios. Delegado por Caracas ante el Congreso Extraordinario del PUSV.

¿Cómo creer en quien se dedicó a atacar y sabotear las misiones en el estado Mirando a los pocos días de haber asumido la gobernación? ¿Cómo creer en quien nada ha hecho por los pobres a lo largo de su carrera política como Presidente del entonces Congreso Nacional, como Alcalde de Baruta y Gobernador de Miranda?

Insultar la inteligencia colectiva de los venezolanos y venezolanas se ha vuelto un hábito del Comando de Campaña del candidato opositor. Desconectados de la realidad concreta del país, elaboran iniciativas electorales desesperadas desde sus laboratorios de demagogia y propaganda, esperanzados en repuntar en las encuestas y calar en la aceptación popular. Ni el pueblo, ni ellos mismos se creen esas ofertas engañosas. ¿Cómo creer en quien se dedicó a atacar y sabotear las misiones en el estado Mirando a los pocos días de haber asumido la gobernación? ¿Cómo creer en quien nada ha hecho por los pobres a lo largo de su carrera política como Presidente del entonces Congreso Nacional, como Alcalde de Baruta y Gobernador de Miranda? ¿Cómo creer en quien se opuso a la reforma Constitucional donde se quería darle rango constitucional a las misiones? Queda claro que la derecha interpreta de modo diferente el espíritu de las misiones. La Ley que propone Capriles se refiere a un universo paralelo donde las misiones que el pueblo reconoce y defiende, se transforman en instrumentos neoliberales ajenos al propósito y contenido profundamente popular.

Así sería con Capriles

Las misiones bolivarianas se han venido construyendo al calor del pueblo bajo la orientación del gobierno revolucionario, las misiones capitalistas serían sin duda un salto al vacío y un instrumento para la exclusión. Hagamos un ejercicio de abstracción para develar su esencia, a la luz de una virtual e hipotética implementación de la Ley de Misiones Capitalista.

1. Misión Capitalista Barrio Adentro: se cobrarán las consultas, las medicinas se venderán a precio del mercado en farmacias privadas, los CDI y SRI serán concesionados por clínicas privadas, los médicos integrales comunitarios serán reclasificados como auxiliares de enfermería.

2. Misión Capitalista Mercal C.A.: se eliminan todos los subsidios a los alimentos, se elimina la Ley de Precios y Costos Justos y se vende todo a precio del mercado, las cadenas de supermercados usarán los Mercales y abastos Bicentenarios como franquicias.

3. Gran Misión Capitalista Vivienda Venezuela: se construirán soluciones habitacionales de no más de 40 m2, serán pagadas a tasa del mercado inmobiliario y se restituirán los créditos indexados y el IPC, queda abolida la Ley de Refugios dignos, los terrenos decretados AVIVIR serán devueltos a sus dueños pudiendo éstos cobrar un alquiler a quienes recibieron adjudicaciones de viviendas por el gobierno de Chávez.

4. Gran Misión Capitalista Agro Venezuela: los créditos blandos serán otorgados a los terratenientes, se elimina la Ley de Tierras, se suprime la política de subsidio, asistencia técnica y suministro de insumos a los pequeños productores, se libera a la Banca de la cartera agrícola obligatoria.

Chivo que se devuelve se desnuca

Las misiones están sustentadas por el pueblo de a pie e incontrovertiblemente son artífice de la mejoría de la calidad de vida de la población venezolana. Disminución de la pobreza, disminución de la mortalidad infantil, aumento de la talla y peso, alfabetización absoluta, atención y visibilización de las personas con discapacidad, vivienda para todos, protección a los niños, niñas, adolecentes y adultos mayores, educación universal, acceso masivo a internet, y un largo etcétera. Si las Misiones Bolivarianas benefician desde hace años al pueblo ignorado y despreciado por la burguesía y la derecha ¿Para qué cambiar lo que bien funciona? Como toda creación heroica, sin recetas ni manuales de aplicación, las misiones han tenido errores y omisiones, pero la sabiduría del pueblo organizado con el acompañamiento del gobierno socialista ha sabido iluminar los lunares y sombras. Se viene haciendo reingeniería con las misiones, ha madurado la experiencia, el pueblo se ha empoderado y las ha hecho suyas, forman parte ya de lo cotidiano, desde la primera misión Barrio Adentro, a la última creada: en Amor Mayor, se ha transitado un sendero sinuoso de dificultades y aprendizajes que se ha sorteado exitosamente, de allí que cada vez que se hace un llamado de incorporación a una nueva misión, la respuesta es masiva. La aceptación popular de las misiones tiene loco al Comando de Campaña y a los asesores del candidato Capriles. Invéntese otro cuento, el pueblo sabio no se come sus engaños, ni les compra sus espejitos. Chávez indoblegable en su empeño por llevar la miseria y la pobreza a cero, ha insistido en su idea de blindar las misiones, en el 2007 no pudo institucionalizarlas otorgándoles rango constitucional, pero por otras vías ha venido lográndolo, por una parte empoderando al pueblo organizado en la co-gestión de las misiones y por otra, brindándoles soporte legal por medio de Leyes especiales a las Grandes Misiones.

Ejercicio de memoria

Recordemos cómo la derecha opositora se dedicó a atacarla indiscriminadamente a la Misión Barrio Adentro desde sus inicios hace 9 años, Misión insigne cuyo “defecto” es brindar salud a quienes el Puntofijismo excluyó y depauperó. Capriles, connotado asediador y perseguidor de cubanos quedó insatisfecho con su actuación contra la embajada de Cuba durante el golpe de Estado de abril 2002, a los pocos años, operando como gobernador recién electo hizo quitar las viviendas que el Gobierno Nacional había entregado a los médicos cubanos, profesionales de la salud cuya única misión en el país es prestar una labor humanitaria en favor de los pobres y más necesitados. Recordemos que la derecha opositora y la burguesía nacional titiritera de Capriles, se opuso al Decreto Presidencial que creó el Fondo Ezequiel Zamora destinado al financiamiento de la Gran Misión Agro Venezuela, a la Ley del régimen de propiedad de las viviendas de la Gran Misión Vivienda Venezuela, al decreto con rango, valor y fuerza de Ley para la Gran Misión en Amor Mayor y al decreto con Rango Valor y Fuerza de Ley para la Gran Misión Hijos de Venezuela. Por cierto, cuatro instrumentos de Ley que van abriendo las puertas a la institucionalidad de las Grandes Misiones. Señores asesores de Capriles, van CUATRO LEYES, estudien e investiguen un poquito antes de tirar a su candidato por el barranco de la ignorancia supina. Ya existen 4 LEYES de Misiones y eso debe saberlo los diputados de la bancada opositora, ¿o es que no se hablan entre ustedes? Recordemos todas las trabas y ataques incesantes a las misiones: califican de pirata la educación impartida en Róbinson, Ribas y Sucre; pregonan que con Madres del Barrio, Hijos de Venezuela y en Amor Mayor se está botando la plata; menosprecian a los emprendedores de la Misión Ciencia y Che Guevara; expresan su abierta xenofobia al oponerse a la reivindicación histórica de nuestros pueblos originarios mediante la Misión Guaicaipuro; desprecian la inclusión social de las personas en condición de calle a través de la Misión Negra Matea; y para colmo califican de derroche el Milagro de devolverle la vista a miles de venezolanos y hermanos latinoamericanos. La lista de situaciones es mucho más larga pero por limitaciones de espacio se deja hasta acá.

Al pueblo no lo engañan más

La derecha opositora no tiene convicción y compromiso para defender programas que ponen en el centro de la actuación pública al ser humano. Mienten descaradamente al ofrecer una Ley de Misiones que para institucionalizarlas, cuando en verdad quieren aprovecharse de los logros de la revolución para darse una colita en la aceptación del pueblo… Vayan a engañar a sus disociados mentales y fanáticos antichavistas, la mayoría nacional, es decir, el pueblo llano está claro: Pa´tras ni para coger impulso. Chávez es garantía de gobernabilidad democrática

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.