Noticias

11.sep.2013 / 12:53 pm / Haga un comentario

Ya no sorprende a nuestro pueblo el relativismo moral y el descaro de la banda de vagabundos y rateros de la derecha amarilla que lidera impunemente a la oposición venezolana.

Al partido de extrema derecha, Primero Justicia, le ha quedado expuesto su verdadero rostro lleno de odio, miseria y mezquindad. A los impolutos angelitos amarillos, otrora supuestos vendedores de espejitos de verdad y justicia, uno tras otro,  a sus principales cuadros y dirigentes de alto nivel, se los ha descubierto en flagrancia ejecutando una variopinta gama de actos de corrupción.

Así, hemos presenciado actos de raterismo rastrero como el ejecutado por Juan Carlos Caldera, recibiendo bolsitas de dinero y cuadrando reuniones en nombre de su jefe Capriles Radonski; desde la Asamblea Nacional se pusieron al descubierto las prácticas de alto nivel de raterismo corporativo, ejecutado con artera precisión y malas mañas por el altísimo dirigente amarillo Richard Mardo, experto en martillar y martillar y martillar, cual taladro industrial, a las empresas contratistas de la gobernación y alcaldías de la derecha amarilla. Todo con el fin de financiar y proyectar su corrupta carrera política.

De toda esta putrefacción amarilla destacan dos elementos:

Primero, y con el mayor descaro del mundo, el jefe de la banda de rateros de la derecha amarilla, Capriles Radonski, se ha dedicado a defender,  justificar y proteger a los miembros de su banda. La lógica es que la derecha política, al igual que la rancia oligarquía, goza de total impunidad, sin importar el crimen cometido. Esta gente es tan descarada que se atrevió a sacar su marcha: con mi corrupto no te metas. Fin de mundo!!!

En segundo lugar, destaca el contundente y atronador silencio de los medios de la burguesía. Para la burguesía mediática los crímenes de la derecha corrupta no existen. Ni siquiera se tomaron la molestia o disimulan, enviando a sus equipos de investigación. Nada, silencio absoluto. No son más que cómplices de la corrupción amarilla.

Los venezolanos somos un país de trabajo, de educación, de esfuerzo y por sobre todo, de honestidad. En base a esto, rechazamos y repudiamos las raterías de la derecha amarilla.

 

Richard Canan

Sociólogo

@richardcanan

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.