Análisis

3.nov.2013 / 11:32 am / Haga un comentario

1378546_10201344368103515_1717915977_n

 Elías Jaua

El pasado 29 de octubre, los accesos a Caracas amanecieron bloqueados, muchos creímos que era una guarimba fascista, más tarde supimos que eran comunidades populares del Edo. Miranda que estaban protagonizando una suerte de estallido, hastiados de la irresponsabilidad del Gobernador Capriles.

 ¿De dónde viene, tanto malestar?

En el Estado Bolivariano de Miranda, con tres millones de personas y 21 municipios, el peso poblacional, en sólo 5 municipios, de las urbanizaciones opositoras a la Revolución Bolivariana,  impone un gobernador que no tiene conexión política, ni humana con el resto de las comunidades y sectores sociales de la entidad.

Complejos problemas de seguridad ciudadana, vialidad, recolección de desechos sólidos, servicios públicos estadales y convivencia ciudadana se agravan frente a la ausencia de políticas serias y duraderas por parte de la Gobernación del Estado.

Un presupuesto de 20 mil millones de Bs., en menos de 5 años, dilapidado en un grosero reparto de dadivas y un dudoso manejo administrativo. Mientras maestros, bomberos, policías, entrenadores deportivos y demás empleados estadales, desesperan por aumentos salariales y pagos de deudas, ofrecidos y nunca cumplidos.  

Con un gobernador, que incita al odio y la violencia contra los bolivarianos y chavistas que constituyen la mitad del electorado mirandino, a los cuales llama despectivamente los “rojos”, sobre los cuales ha desatado su ira en los años 2002, 2004 y 2013.

Con un gobernador en abierto desacato a las instituciones democráticas de la Nación, de la entidad federal y de los municipios, lo cual ha ocasionado una ruptura en la necesaria corresponsabilidad en el ejercicio del gobierno, para poder responder a las necesidades del pueblo.

Con un gobernador, que utiliza a los empleados públicos estadales para desestabilizar al gobierno nacional, obligándolos a marchar  en la ciudad de Caracas,  para eludir su responsabilidad en la pésima administración del presupuesto estatal.

Con un gobernador que no hace presencia, ni ejerce liderazgo político y social en las extensas comunidades populares de nuestro Estado. Este año, ha estado más de 90 días fuera del territorio mirandino.

La consecuencia de todo lo anterior,  es una olla de presión que amenazó con explotar el pasado martes, cuando los padres fueron a las escuelas estadales y se encontraron que las clases estaban suspendidas por orden del Gobernador, para obligar a los docentes a ir a la marcha en Caracas.

Ante la protesta desesperada de las comunidades en Miranda, la respuesta fue la misma de siempre por parte del Gobernador “yo no fui”, “el culpable es el gobierno nacional” y el envío de bandas fascistas para amenazar a los manifestantes.

En paralelo, se puso en  marcha la operación mediática de protección al gobernador y de satanización del pueblo que salió a protestar. Inclusive, el responsable de titular en este diario, se atrevió a calificarlas de guarimba. Vaya cinismo y parcialidad.

La orden de nuevo fue, hay que tirar el manto de impunidad para proteger a Capriles. Pero ni él, ni nadie del gobierno regional, ni sus aliados mediáticos dieron respuesta a las demandas de las comunidades que bloquearon los accesos a Caracas. Aún siguen esperando, como esperando están los maestros y demás servidores estadales, una respuesta de la Gobernación sobre el pago de sus aumentos, deudas y aguinaldos.

La  oportuna presencia de la Policía  Nacional Bolivariana y la Guardia Nacional Bolivariana, evitaron que la situación llegara a mayores. El despliegue del liderazgo político y social de la revolución pudo disuadir a los manifestantes de levantar el bloqueo de las vías.

Mientras los policías de Miranda, obligados, marchaban de civiles en Caracas y el gobernador se ocultaba, cobardemente, tras la impunidad que le brindan los grandes medios.

Al pueblo de Miranda, lo invitamos a seguir fortaleciendo una oposición democrática y pacifica frente al desgobierno e irrespeto de Capriles, mediante la movilización organizada y la activación de los mecanismos institucionales, Consejo Legislativo y Poder Judicial, para lograr tener una Gobernación al servicio de los mirandinos y no de un proyecto personalista. Mas temprano que tarde, lo lograremos.

Tips.

Miranda cambia en Revolución

En pleno desarrollo el plan de recuperación de canchas en el Municipio Brión, con el plan Pinta Tu Cancha del Gobierno Bolivariano, a través de Corpomiranda, en coordinación con nuestra alcaldesa Liliana González.

Elías Jaua constató los impresionantes avances del sistema vial William Lara y el Domo deportivo y cultural de Charallave, acompañado de nuestro candidato bolivariano y chavista, Humberto Marte.

Emotiva y entusiasta, la visita a los Hogares de la Patria, realizada por Diosdado Cabello, Elías Jaua, Héctor Rodríguez, Ernesto Villegas, El Potro Álvarez en el sector La Luciteña de Petare.  Rumbo a la Victoria del 8 D.

Mientras el Gobernador de Miranda suspende las clases, el Protector de Miranda Elías Jaua en compañía del Alcalde Daivis Cáceres,  en el marco del Gobierno de Eficiencia en la Calle del Presidente Maduro, inauguró una nueva escuela rural, en La Trinidad, Municipio Buroz. Bonito acto, con los niños de la Patria, que hicieron gala de las expresiones artísticas de la juventud Barloventeña.

El compañero Presidente Nicolás Maduro, estuvo presente en la impresionante llegada de la topa Juana La Avanzadora, en Parque del Este, Municipio Sucre,  como muestra de los avances de la línea 5 del Metro, uno de los cincos sistema de transporte masivo que la revolución construye en nuestro Edo. Miranda. 

Inició con gran entusiasmo, el Plan Barrio Nuevo, Barrio Tricolor en Campo Rico, Petare y en el barrio Zulia en Guarenas. Miranda está cambando en Revolución. 

 

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.