Noticias

27.nov.2013 / 10:33 am / Haga un comentario

 

Los petareños ya tienen claras cuáles son sus opciones y escenarios de cara a las elecciones municipales del próximo 8 de diciembre: la derecha amarilla, egoísta y reaccionaria, subordinada a los intereses del capital o la Revolución Bolivariana, que defiende los intereses de los más humildes y busca permanentemente mejorar la calidad de vida de todo el pueblo.

En este contexto, los electores petareños pueden elegir entre dar continuidad a la nefasta gestión del actual alcalde de la derecha amarilla, digno representante de la oligarquía criolla o apoyar un cambio que permita mejorar su calidad de vida.

Del lado de la derecha amarilla, tenemos al intrascendente alcalde amarillo, el cual durante su gestión, se ha destacado por el desprecio y maltrato permanente para con el pueblo petareño. Entre sus “logros” más evidentes y que deben constituir un manual posmoderno de antipolítica y antigestión, están:

  • Convertir a Petare en el mayor chiquero del país. Este es el mayor logro del Alcalde Amarillo. Sin dudas se ha aplicado y los resultados son la destrucción y desaparición del sistema de recolección de basura. Destruyó la flota de camiones recolectores y no ejecutó ningún plan de renovación o adquisición de nuevos camiones. Ni siquiera se tomó la molestia de pedir apoyo a sus socios de partido, el gobernador de Miranda o al Alcalde Mayor. Ante el incremento de la demanda de recolección no incrementó el personal, ni mejoró la dotación y equipamiento de los obreros (por todos lados se ve a los recolectores haciendo el esfuerzo de recoger la basura, hasta con las manos). Por si esto fuera poco, el alcalde amarillo, ha cometido graves delitos ambientales en la planta de transferencia de Julián Blanco
  • De la venta de espejitos de su anterior campaña electoral, el alcalde de la derecha amarilla, prometió convertir la Redoma de Petare en un paraíso al estilo Chacao o Suiza, sin embargo sólo logró convertir a la emblemática Redoma en el súmmum maremágnum del caos, la desidia y la incompetencia. Todos los petareños que pasan diariamente por allí, ya sacaron la cuenta y tienen como evaluar, valorar y castigar la incapacidad del Alcalde amarillo.
  • En el tema de la Economía Informal (en su inmensa mayoría gente trabajadora y organizada), no encontró puentes para liberar espacios para peatones y el tránsito vehicular. Sólo se limitó a la represión, a la mentira (¿quién recuerda su fantoche mercado de economía popular, con inmensos puestos de apenas un metro cuadrado?).
  • En el tema de la Vivienda, nada que explicar: sus famosos cheques de Bs. 20.000 por familia (monto que alcanza justo para construir un rancho full equipo), demuestran el menosprecio por el hogar y la familia petareña. Bien lejos está de promover una vivienda digna para el pueblo.
  • Ni colas, ni huecos, ni asfaltado. Ninguna de las cosas que afectan a las vialidades del municipio son su competencia, según él. Ni un sólo programa para mejorar la vialidad, sólo colas es su legado.
  • En seguridad, tampoco hay mucho que explicarle a los petareños. Los policías de cartón son el reflejo de la política del municipio fallido, es decir, desaparecer del mapa de la gestión local las tareas de seguridad y protección ciudadana (esta es una competencia constitucional). El nefasto alcalde amarillo no ha graduado el suficiente número de nuevos policías, no ha incorporado nuevas unidades (ni siquiera ha pedido donaciones a sus socios de negocios o a la Gobernación de Miranda o la Alcaldía Mayor), no ha equipado adecuadamente a los policías. Pero lo peor es que no hay un plan integral de protección a las comunidades. Menos se ha tomado la molestia de coordinar con el Plan Patria Segura. La Policía Nacional y la Guardia del Pueblo han tenido que asumir su trabajo de brindar protección a las comunidades.
  • El municipio Sucre, pudiera llamarse también el municipio saudita, no porque tenga petróleo, sino por la pretensión del alcalde amarillo de convertir a sus habitantes en camellos. El deficiente manejo de la red de distribución, efectuado por el IMAS, genera que barrios enteros estén sin agua potable por semanas. No hay perdón ni misericordia ante esto. En las urbanizaciones, incluso las de mayor cota nunca falta el agua. En los centros comerciales tampoco.
  • Finalmente tenemos la permanente negación del Poder Popular, efectuado mediante el mafioso mecanismo de bajar recursos a través de la figura de Asociaciones Civiles, las cuales no representan a nadie, ya que son de derecho privado y se registran en una notaría como si fuera una compraventa de un carro. La derecha amarilla ha impulsado a estas espurias organizaciones en su maléfica pretensión de sustituir a las comunidades organizadas, las cuales sí son elegidas en procesos democráticos y con el protagonismo del pueblo. Esto ocurre por el despecho del alcalde amarillo al no poder subordinar para sus intereses a los Consejos Comunales y para entregar millones y millones de bolívares, de manera directa e inmoral, a sus operadores políticos.

Con estos “logros” a la vista (y olfato) de todas las comunidades, es fácil entender que durante su gestión, el alcalde amarillo ha estado dedicado únicamente a la conspiración contra el gobierno nacional y no a resolver los problemas de la comunidad. Este nefasto alcalde no tiene ni una sola obra estructural que haya mejorado la calidad de vida de los petareños. Cuando el alcalde amarillo habla de los problemas del municipio es para echarle la culpa a otros, él no es responsable de nada, nunca. Y lo entendemos porque él no ha hecho nada.

Del lado de la Revolución Bolivariana, el pueblo petareño ha brindado su respaldo y apoyo decidido a un candidato grandes ligas como Antonio Álvarez, el Potro. Un hijo del Comandante Chávez, con una gran sensibilidad y empatía con el pueblo más humilde y con amplios sectores sociales de las barriadas y urbanizaciones del municipio.

Antonio Álvarez, el Potro, junto al Gobierno Bolivariano, rescatará al municipio Sucre y desarrollará todo su potencial educativo, deportivo, industrial y cultural. Entre sus principales propuestas, no nos cansamos de destacar, para el buen vivir de los petareños, los siguientes compromisos:

En Seguridad,  trabajar coordinadamente de la mano con el Gobierno Central para la aplicación del Plan Patria Segura incorporando a la policía municipal al programa. Incorporación de 4.000 nuevos efectivos para patrullaje y la adquisición de  500 nuevas patrullas y 2.000 motos. En cuanto al servicio de Aseo Urbano se incorporarán más de 4.000 obreros a las labores de recolección de basura; Sustitución de la actual empresa de recolección de basura; Aumento de la flota de camiones; Creación de la Corporación de Servicios Municipales. Ejecución de la Gran Misión Barrio Nuevo, Barrio Tricolor y Vivienda Venezuela, para la rehabilitación de 20.000 hogares en zonas populares. Modernización del sistema de recolección de aguas servidas del Municipio; Sustitución de redes de cloacas y construcción de nuevas, construcción de una planta de tratamiento para aguas servidas, limpieza permanente del sistema de alcantarillas, instalación del sistema de reciclaje de aguas de lluvia, diseño de políticas para la disposición de aguas residuales de procesos industriales. Ampliación del sistema de distribución de agua potable: construcción, junto al Gobierno Nacional, de acueductos para el Municipio. Recuperación de espacios para el esparcimiento de la población. En Deportes: Impulso de la Micro Misión “Repara tu cancha”; Construcción de zonas deportivas en cada comunidad, dotadas de parques biosaludables y caminerías; Construcción del Estadio Municipal de Beisbol, con un aforo de 10.000 personas. En Cultura: Construcción del Gran Teatro Municipal Antonio José de Sucre; Activación de los comités culturales en cada comunidad; Instalación de una biblioteca por parroquia; Promoción del Teatro en el Barrio/Escuela César Rengifo; Activación de Cinematecas populares en cada barrio. En Movilidad: Reorganización integral de la Redoma de Petare  (Gran Proyecto de Infraestructura); Construcción de un terminal de pasajeros para rutas urbanas; Creación del sistema de transporte público Municipal con 500 unidades urbanas y rurales; Reubicación de las paradas de buses, taxis y mototaxis; Creación del Instituto de Atención al Motorizado; Creación de la proveeduría de autopartes a precios justos para transportistas.

Todos estos compromisos realizados por el candidato de la revolución Antonio Álvarez, el Potro, cuentan con el apoyo decidido del Gobierno Bolivariano. Su aplicación dignificará y mejorará la calidad de vida del aguerrido pueblo petareño.

Por eso este 8 de diciembre, vamos todos a votar por Antonio Álvarez, el Potro!!!

Richard Canan

Sociólogo

@richardcanan

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.