Noticias

22.ago.2014 / 09:44 am / Haga un comentario

4728f25f-637f-45b0-95ff-e7cc6be6c0b8Hay un reto planteado para los revolucionarios de Venezuela que es el lograr de aquí al año 2019 avanzar de manera firme en esa transición hacia el Socialismo, eso implica un fenómeno necesariamente complejo de adecuación a varios niveles. El modelo que estamos impulsando en Venezuela, ese modelo de Socialismo Bolivariano, esa creación heroica de los pueblos nos debe imponer revisión de varios parámetros; por un lado, el Gobierno Bolivariano ha tomado medidas concretas buscando ajustar su funcionamiento para elevar su eficacia política, no solamente en el cumplimiento de obras y proyectos sino la eficacia en la comprensión de que necesita el pueblo y ¿Cómo? Dándoles satisfacción a lo que requiere la población en general y construyendo una nueva cultura del trabajo político en nuestro país.

Vale decir entonces: Ese llamado que hizo el Presidente Obrero, Nicolás Maduro, de que los Ministros pusieran su cargo a la orden, llamando a que todas las instituciones abran sus puertas al debate con el pueblo, con la gente, con las comunas y con el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), a ese esfuerzo dinamizador que significa el Gobierno de Calle que no es otra cosa sino ventilar en público la ejecución de obras y garantizar que se cumplan las metas.

Ese esfuerzo de re direccionar la ofensiva de gobierno en lo económico contra el contrabando y la especulación, con ese gran despliegue mancomunado de Fuerza Armada, de ministerios; con ese despliegue de las misiones buscando reagruparlas y garantizando que el Socialismo toque todas las puertas, con ese despliegue contra la pobreza, haciendo un esfuerzo para llevarla a cero, atendiendo directamente esas zonas donde no habían logrado concretarse los espacio de atención a la gente, más allá de lo meramente asistencial de entregarle las ayudas, es la construcción de una nueva racionalidad política y cultural en las comunidades que permitan abandonar las condiciones de pobreza no solamente material sino en lo económico y cultural.

Ahora, el Gobierno esta avanzando en querer adecuarse a la condición imperante del país, no olvidamos que venimos de una lucha por garantizar que el pueblo se mantenga en el poder, pro aun en esa lucha se está avanzando en la adecuación a los nuevos tiempos, los tiempos que imponen los requerimientos de la ciudanía, es decir, los nuevos retos del momento.

Así como el Gobierno está en ese ajuste, hemos visto como también las comunas están entrando en ese proceso de revisión, ¿En qué sentido? Se han hecho de nuevo los censos de cómo va avanzando la organización popular, caracterizando correctamente el estatus organizativo de ellos y su base legal y se ha desatado al mismo tiempo una ofensiva garantizando que estén puestos a la orden. A su vez se han tomado medidas importantes buscando la elevación de la cultura política y la calidad de los proyectos comunales.

El modelo de desarrollo en Venezuela ha puesto como principal base de transformación los barrios, escenario donde la gente ha ido aprendiendo a la construcción de un futuro, elevando sus niveles de organización y donde se expresa la unidad Cívico-Militar.

Ese avance va planteando nuevos retos, como por ejemplo; la conformación del Consejo de Gobierno Comunal, que es un nivel de elevación y coordinación para revisar lo comunal, esta conformación de los consejos estadales de Gobierno Comunal que buscan garantizar la cohesión (en nuestro caso), de las 34 comunas del estado Miranda que permiten discutir a profundidad lo político y cuáles son las principales estrategias de avance donde la comuna incorpore correctamente su forma de pensar y de ver el desarrollo de país a un gobierno que esta dispuesto a escucharlas.

La próxima escogencia del Parlamento Comunal va a establecer una nueva elevación de ese nivel de organización y de autogobierno comunal, un parlamento que pueda tener vocería para garantizar una participación correcta de la organización del pueblo en la definición de las inversiones en los espacios municipales, estadales y nacionales.

Si a todo esto le sumamos un PSUV que viene saliendo de su tercer congreso, que ha dejado clara su necesidad de redimensionar su organización desde la base y con las UBCH, revisar como en el seno de las mismas funcionara las patrullas, como elevar el número de camaradas que forman parte de las vanguardias. Estamos hablando de una estructura de partido que se arraigue en el territorio, que tenga expresión organizativa y cuente con funciones políticas completas más allá de una tarea importantísima como es la electoral.

Contamos con un partido que va a reorganizarse a nivel de municipios, de parroquias y de estados, donde se le ha dado la atribución a los militantes del PSUV a comenzar a ser más audaces en la creación de espacios de coordinación para la acción de gobierno con la interpelación de los ministros, este es un escenario que debemos ir revisando para ver como llega a nivel de los estados o a nivel de las parroquias. Más allá del ejercicio de la interpelación realmente hablamos de un ejercicio de articulación política, de una interacción solidaria y hermanada entre Partido-Gobierno.

En gran resumen: Tenemos un partido que se está ajustando, un Gobierno que autocríticamente ha venido abriendo sus puertas hacia el ajuste y un Poder Comunal que está consolidándose y que sigue ajustándose, estamos en un momento estelar donde pudiéramos decir que se van a crear las condiciones concretas para que en el territorio se produzca la unidad, lo que se requiere es mucho centro en la claridad estratégica para que comprendamos como hoy se construye la unidad.

Sin duda las resoluciones del congreso del PSUV, los principales discursos del Comandante Chávez, tanto como Presidente del Partido como Presidente de la República, apuntan a  un modelo estratégico donde hay un estado comunal, donde el modelo Socialista está vinculado a que hay un Estado Comunal donde se gobierna desde lo territorial.

En este momento la Revolución no se confunde, hoy en día es preminente garantizar el control de gobierno del pueblo con la actual estructura y haciendo los ajustes progresivos, hoy día tenemos un Gobierno que seguirá haciendo respetar el Estado Nacional. Que nuestra propuesta futura vaya a la transición de un estado comunal requiere de mucha claridad, debemos estar en una unidad con un Gobierno que abre las puertas al debate, un Poder Popular comenzando a funcionar con elevado nivel político y de conciencia clara con el gobierno, un partido que esta con el poder comunal y que tiene la labor de hasta hacerle seguimiento a la gestión de gobierno.

Hoy están claras las condiciones para la unidad “Pueblo-Gobierno-Partido”, unidad cohesionada en esa visión estratégica y no tenemos duda que en la medida en que esta unidad se consolide y avance el desarrollo en la coyuntura política en el país, esa unidad tomara nuevas características, nuevos avances, se elevará a los niveles de coordinación y eficiencia política.

Hay una esperanza importantísima del pueblo venezolano en que este escenario de ajustes, lejos de generarnos preocupación nos crea una gran esperanza, el pueblo debe saber que con este gran despliegue de los revolucionarios lo que estamos es garantizando que en todos los espacios se viva Revolución. Se viva Revolución haciendo, construyendo, reuniéndonos, criticando, cuestionando y generando.

No hay duda, la Revolución se presenta en todos los espacios, ya sea asumiendo, construyendo o debatiendo entre nosotros, no le tenemos miedo a nada porque lo que se trata es construir esa unidad política que irá cambiando de cara con el tiempo, una cara que nos permita a futuro cumplir con los mandatos del Plan de la Patria con el fin de que en el año 2019 tengamos avance en la eliminación de la pobreza, avance en la definición de esa transición al Socialismo y avance en la hegemonía política del pueblo en todos los espacios del país.

Luis Figueroa

Concejal del municipio Sucre, estado Miranda (PSUV)

@luiscar07791492

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.