Noticias

3.oct.2014 / 10:05 am / Haga un comentario

By99ovuIgAI79TeLa Patria esta consternada, horror sentimos todos ante la violencia absurda, ante un crimen injustificado; esto lleva a todos a reflexionar el sentido que tendría para alguien la muerte del joven diputado revolucionario, Robert Serra y de su esposa, también nos hace pensar lo que origina la violencia y la muerte de ciudadanos venezolanos todos valiosos en diversos espacios de nuestra geografía.

Todas las vidas para nosotros son importantes, todo crimen es repudiable y en todos los casos debe llegarse hasta las últimas consecuencias. Sin duda, de acuerdo al desarrollo de la vida política del país hay hechos que generan mucha relevancia, que llama la atención y que ponen a toda la ciudadanía en un punto de tensión.

Este es el caso de la muerte que ha llegado como noticia a todos los hogares de Venezuela, pensamos que es necesario evaluar correctamente, no solamente como ciudadanos comunes y corrientes sino como actores conscientes de un país que está en un proceso político de transición en la construcción del Socialismo. Nuestro deber como revolucionarios es tratar de entender el momento que vivimos, no hay duda de que los cuerpos de seguridad del Estado, la institución pública y todo el aparato de justicia son responsables de aclarar las condiciones de esta muerte absurda, son los que tienen que hacer la investigación judicial y dar correctamente la información correspondiente al responsable y sus motivaciones y debemos esperar esa información en plena confianza con la institucionalidad que hoy en día tiene nuestro país.

Analizar el entorno político

Estos hechos generan indignación en la gran mayoría de la sociedad, ha generado repudio y acudiendo a las emociones más recónditas del ser humano esta esa del odio y el malestar que genera esta situación.

Sin duda es obligación de los actores consientes del liderazgo político de este país a llamar a la calma porque el pueblo se lo merece, nuestra familia se lo merece, necesitan la calma para poder evaluar las salidas posibles y los próximos escenarios.

Nosotros debemos decir que esta debe ser la última muerte, este debe ser el último escenario que enluta a los hogares venezolanos, pero para que eso suceda debe haber la construcción sólida de la paz, la cual no solamente exige la presencia de mecanismos de prevención del delito en la calle, la presencia de cuerpos policiales sino también requiere una cultura de paz en la sociedad, una cultura que valore el uso correcto del tiempo por las personas, que estime la transparencia y la franqueza en las palabras, que aprecie la verdad.

 

No debemos perder el centro de nuestra lucha política

Desde este punto de vista, este es el momento en que debemos llamar a todos los ciudadanos a mantener el centro y el equilibrio, es momento de confiar en que los cuerpos de seguridad del Estado no solamente investigaran y arrojaran luces que aclaren este hecho funesto sino que también tienen que cumplir el rol de contener a cualquiera que quiera hacer un uso incorrecto, parcializado y oscuro de esta coyuntura.

Asimismo decimos que debemos mantener el centro para garantizar que haya un mensaje de construcción de país, que permita construir Patria, donde hablamos de un mensaje político que llame a la gente a olvidar sus diferencias en el marco de la paz, si las diferencias tienen que ver con el ámbito político es necesario que vayamos a los espacios que nos permiten dirimir cualquier tipo de contradicción. Para los revolucionarios cuya propuesta estratégica es la construcción de una Patria, que en la transición hacia el Socialismo buscamos nuevos niveles de participación, de construcción, contando con un pueblo organizado y con el Poder Popular vigente, que estamos contando con un Gobierno que está haciendo ajustes de cambio para poder recibir directamente del pueblo sus requerimientos y cumplir con lo que se pide.

También expresamos que es necesario que el liderazgo político garantice que todas las organizaciones revolucionarias, las organizaciones del pueblo, sigamos abocados a garantizar que la Patria siga en su construcción.

Hay que evitar que el dolor y los mensajes de desestabilización hagan un canal a la violencia que se convertiría en un escape para todos aquellos que teniendo encima el escrutinio del pueblo, que han sido desenmascarados como actores que no buscan la construcción de la Patria, busquen el escape y la violencia para evadir responsabilidades. No permitamos que el discurso de la violencia oculte la ineficiencia, la impopularidad y lo reaccionario de la opción opositora de Venezuela.

Son momentos de garantizar que nosotros resguardemos la tranquilidad familiar, resguardemos la salud del pueblo siguiendo en el ataque a las epidemias de chikungunya y dengue, que sigamos la atención al pueblo en la construcción de viviendas que garanticen su bien vivir, que sigan creándose espacios para hacer uso correcto del tiempo de ocio, del deporte, del espacio de convivencia, que siga el plan de desarme, la batalla contra la guerra económica, es decir, es hora de seguir en la construcción de un orden mejor de vida.

Es un deber de todos los camaradas revolucionarios

Nos referimos a que es un deber de los revolucionarios sobreponernos al dolor, nunca olvidarnos del ejemplo maravilloso del Comandante Chávez, nunca olvidarnos de la injusta muerte de Eliécer Otaiza, nunca olvidarnos de la aberrante muerte de Robert Serra y de su esposa y precisamente en honor a ellos es que debemos arreciar nuestra acción en la construcción de país para que ninguna muerte nunca más sea en vano. Mientras el Ministerio Publico no señale a los responsables sería incorrecto generar matriz al respecto, pero es sumamente preocupante como opinadores públicos, las redes sociales o los medios internacionales hayan querido especular en torno a este hecho funesto.

Eso demuestra intencionalidad política y deja claro cómo ellos (la derecha) quieren enfrentar a la sociedad venezolana promoviendo la violencia entre los mismos ciudadanos.

Esto tiene como propósito ocultar la ineficiencia de los gobiernos de derecha en algunas gobernaciones y alcaldías culpabilizando al Gobierno Central de la inseguridad, eso sí genera un marco de desestabilización. Por eso recordando a nuestros camaradas caídos, haciéndole honores, nuestro principal compromiso es con la paz, pero una paz sin olvido, sin dejar pasar las cosas, donde debe haber justicia pero a la vez donde tengamos el compromiso cotidiano de construir alternativas.

Todo lo que hagamos por la paz y el Poder Popular será construcción de futuro, esto deja en evidencia que todo aquel que tenga un lenguaje oscuro y que juega al descontento está apostando a la guerra y a la muerte.

No estamos olvidando nuestro conflicto cotidiano con la oposición que gobierna en algunas regiones, esa lucha seguirá pero nuestro máximo esfuerzo hoy es conservar la calma; llamamos a los actores políticos de la derecha a que no jueguen a enlodar la memoria y el prestigios de los camaradas compatriotas fallecidos, que no jueguen a crear dudas en la opinión pública y que no sigan con su agenda de protesta porque están provocando una espiral de malestar en la sociedad, un pueblo que aun y por siempre seguirá teniéndole amor a la vida, es decir una sociedad de alegría.

Hoy, en este momento luctuoso rendimos homenaje a nuestro camarada caído pero sin duda nos comprometemos a garantizar el que la Patria siga su construcción de la paz. Ante los mensajes desestabilizadores nos quedaremos a pie firme llamando al equilibrio de nuestra población y si hay que tomar acciones que busquen resguardar el orden público, este Estado Bolivariano y Revolucionario ha creado un equipo, una Fuerza Armada que trabaja por los Derechos Humanos y que sin duda tomara labores de contención.

Vienen próximos temas de debate, sigue la evaluación del escenario político y en esa perspectiva pensamos que este es el momento principal en que todos nos alineemos con la paz. ¡La Patria sigue!

Luis Figueroa

(Concejal del PSUV- Municipio Sucre- Estado Miranda)

@luiscar07791492

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.