Análisis

4.nov.2015 / 03:13 pm / Haga un comentario

La retorcida agenda de la derecha venezolana está construida sobre la base de la mentira y el odio. En sus maquiavélicos planes ya se evidencia que, para justificar ante sus amos su inminente y contundente derrota, pretenden de antemano desconocer los resultados de las elecciones parlamentarias del próximo 6 de diciembre. No han escatimado esfuerzos para atacar y desacreditar con toda su furia al Consejo Nacional Electoral.

Con descaro, la derecha desprecia y subestima al pueblo Chavista que siempre sale disciplinadamente y en masa para defender su Revolución. Nosotros aguantamos estoicamente todos los ataques y provocaciones. Pero con estas campañas contra el Consejo Nacional Electoral la disociada derecha lo que está es pateándose el trasero, ya que solo provocan el desasosiego y la desconfianza entre sus propios seguidores. Los ataques solo logran “atemorizar” a su gente, confundiendo inevitablemente a su electorado. Un nuevo error en la colección de disparates de la derecha.

A esta gente siempre se le ha visto la costura (su talante antidemocrático y fascista), en los momentos más trascendentales de nuestra vida política. Por eso a nadie extraña que hayan rechazado firmar el acuerdo propuesto por el Consejo Nacional Electoral, donde solicita a los diferentes actores políticos respetar los siguientes principios:

Actuar en estricto respeto a la democracia, la paz del país y la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Acatar los lineamientos emitidos por el Consejo Nacional Electoral (CNE), como el único poder del Estado legítima y legalmente competente para ser árbitro en las elecciones, que son la expresión máxima de la soberanía del pueblo de Venezuela, que se manifiesta a través del sufragio, según lo establecido en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Respetar sin condiciones los resultados emitidos a través de los boletines oficiales del CNE, manteniendo en los días y meses posteriores apego irrestricto a la voluntad del pueblo expresada a través del voto.

Reconocer que la única vía constitucional y legal para recurrir resultados electorales es a través de los tribunales de la República, renunciando a las vías de hecho y actos de violencia.

Ante este llamado del Consejo Nacional Electoral, la mayoría de los partidos políticos democráticos del país acudieron de inmediato a la sede del ente electoral para firmar sin condición alguna, sin titubeos, sin dudas y sin agendas ocultas el Acuerdo de Reconocimiento de los resultados electorales, en el marco de lo contemplado en nuestra Constitución Bolivariana y en las leyes.

Una mayoría de más 20 organizaciones del ámbito político nacional, dieron la cara por la paz y la tranquilidad del país. Hay que felicitarlos por su apego al ejercicio democrático. Al frente de esta trascendental decisión política están: el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Redes, Podemos, Tupamaro, Corriente Revolucionaria de Venezuela (CRV), Independientes por la Comunidad Nacional (IPC), Juan Bimba (PJB), Movimiento Electoral del Pueblo (MEP), Movimiento Político Alianza por el Cambio (MPAAC), Nuevo Camino Revolucionario (NCR), Organización Renovadora Auténtica (ORA), Partido Comunista de Venezuela (PCV), Unidad Popular Venezolana (UPV), Vanguardia Bicentenaria Republicana (VBP), Poder Laboral (PL), Conciencia de País (CP), Partido Revolucionario del Trabajo (PRT), Piedra, Joven y Udemos.

Posteriormente, el día 26 de octubre, el Presidente Nicolás Maduro acudió al Consejo Nacional Electoral donde suscribió el Acuerdo de Reconocimiento de los resultados que emitirá el ente rector. Ratificando ante todo el país que “He venido a firmar por millones de hombres y mujeres que queremos paz y que respetamos el árbitro electoral, y que sabemos de los tremendos avances del Poder Electoral que ha permitido blindar la voluntad popular como nunca antes en el país, en los últimos 17 años. Mi presencia no es una firma individual, es por todo el país que queremos paz”.

El Presidente instruyó que el pueblo revolucionario también refrendara el Acuerdo. Saliendo de inmediato miles de venezolanos a firmar por la paz en todos los rincones del país. En cada Plaza Bolívar, en cada Punto Rojo, en las fábricas y Comunas, la alegría del pueblo se desborda, una vez más, ratificando nuestro profundo compromiso con la democracia y la confianza del pueblo en el ejercicio electoral.

Mientras las fuerzas revolucionarias están movilizadas para defender la paz, en la acera del frente, de lado de la locuderecha, la MUD ha hablado oficialmente a través de su fantoche Chuo Torrealba. Este personaje ratificó, lo que todo el país sabe y conoce perfectamente, que la derecha fascista, golpista y terrorista, no está de ánimo para “andar firmando acuerdos” que representen la paz para el país. Las sandeces y disparates de esta gente no tiene límites: negar la realidad, negar al contrario (las imbatibles fuerzas Chavistas), y engañar a su gente haciéndoles creer que en este proceso que se realizará en 87 circunscripciones electorales en todo el país, la Revolución “pasará a ser oposición”. Bien cómico que es Don Chuo, con sus fantasiosos pajaritos preñados.

Inmejorable y magistral lo expresado por la Rectora Tibisay Lucena, retratando a los seudo demócratas de la extrema derecha venezolana. La Rectora Lucena señaló que hay un “grupúsculo que insiste en irse por caminos equivocados para arrebatar. No están buscando el juego político, sino arrebatar el poder político que no alcancen por la vía democrática, la de los votos”. Todo indica que las agresiones al Consejo Nacional Electoral forman parte de una guerra sucia, una campaña fabricada en los laboratorios de los grupos minoritarios de la derecha que siempre han apostado por la violencia y la desestabilización. El resto de los partidos “serios” de la derecha venezolana, han participado durante meses en el “programa de auditorías” realizado por el Consejo Nacional Electoral, incorporando activamente a sus técnicos y especialistas. No tiene excusas la derecha para desconocer al árbitro electoral y las elecciones del próximo 6 de diciembre.

Pero mientras la derecha anda vuelta loca en su laberinto, nuestro presidente nos ha invitado a “defender la Paz que tanto nos ha costado alcanzar” y para ello no tenemos duda en acompañarlo ratificando “nuestro compromiso indiscutible, de reconocer los resultados del proceso electoral a realizarse este próximo 6 de diciembre, como muestra de nuestro amor irrevocable a la Patria de Bolívar y Chávez”. Aquí hay un pueblo de pie, presto a defender su Revolución y la paz del país.

Este 6 de diciembre, una vez más, Venceremos!!!

Richard Canan

Sociólogo

@richardcanan

 

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.