Noticias

26.nov.2014 / 02:01 pm / Haga un comentario

Caricatura-40-Hugo-Cabezas2-330x200Luego de la patética y escuálida “megamarcha” convocada por la MUD el 18 de octubre, han quedado muchos vidrios rotos al interior de la Mesa Coja. Se les ve las costuras de una unión forzada, de un matrimonio sin amor, de una relación imposible de conciliar. Son muchas miserias e intereses juntos. Demasiados egos y negocios en juego.

La marcha solitaria de la MUD parecía una verbena de escuela primaria, con vistosos y costosos quioscos con los colores estridentes de los partidos de la derecha, pero sin gente, sin masa, sin pueblo. Esa caminata-verbena la encabezó en solitario Chuo Torrealba.

Su primera marcha como jefe-coordinador-psicólogo de la MUD, fue toda una prueba de fuego. Amargo y decepcionante debe haber sido su análisis del resultado de la convocatoria y de la falta de contenido de las propuestas presentadas. En un callejón estrecho del sector Buena Vista de Petare, Chuo Torrealba se encontró a si mismo íngrimamente solo, montado en una tarimita de miniteca escolar, hablándole a una masa distraída, casi inexistente. Sus palabras intrascendentes se perdieron entre las rendijas de la nada. Apenas unas líneas de relleno en la prensa opositora.

Ante esta falta de liderazgo, de poder de convocatoria, de carisma y de arraigo popular, vale la pena preguntarse por los caminos que ha escogido la MUD para enfrentar su futuro inmediato. Como sabemos su pasado está lleno de nefastos errores y de defraudaciones para con su clientela política. Son 15 años de desatinos, donde se han anotado en todos los hechos violentos, desde golpes de Estado hasta salidas violentas.

Luego del descabezamiento de Ramón Guillermo Aveledo, el socialcristiano aplastado por las intrigas y ponzoñas del interior de la MUD, llega Chuo Torrealba para asumir la tarea de coordinar lo incordinable. Unir en la Mesa Coja los intereses grupales e individuales, los cuales mezquinamente han carcomido cualquier intento de construir una verdadera unidad opositora y un programa político coherente que los represente tal y como son, una derecha neoliberal, defensora de los derechos de la burguesía depredadora y parasitaria, que solo busca reimplantar un gobierno burgués defensor de sus intereses de clase.

Al traspié de la fallida convocatoria, le han seguido un par de lamentables declaraciones hechas por Chuo Torrealba, seguramente en un intento precipitado de pretender ser el interlocutor de los integrantes de la MUD. Veamos lo dicho.

Sin desperdicio Chuo Torrealba hizo una primera confesión sobre el talante poco democrático y hasta criminal que ha caracterizado las acciones ejecutadas por la oposición. Así, sin vergüenza alguna declaró (NoticieroDigital, 15/11/2014): “La oposición dio un espectáculo lamentable entre febrero y mayo de este año al darle la espalda a la crisis económica y social que comenzó antes”. Estas palabras no solo representan una omisión con respecto a la violencia impuesta y orquestada por los partidos Voluntad Popular y Primero Justicia (los miembros más llorones de la MUD), sino que además expresa una especie de justificación y hasta legitimación para con la violencia generada por la propia derecha, no solo en las llamas de sus hogueras del odio y de sus ataques terroristas, sino también porque los miembros de la MUD son parte integrante de la guerra económica que enfrenta el país.

En una segunda confesión se autoproclama él y sus socios de la MUD como representantes exclusivos, casi divinos y mágicos, de la democracia. Se autodenominan cínicamente como “los demócratas” (Diario La Voz, 23/11/2014). Pues Chuo Torrealba mire bien quiénes conforman la Mesa Coja, quiénes son los pajaritos (mejor buitres) que lo rodean. De un lado tiene a adecos y copeyanos, los cuales por décadas nunca se cansaron de robar y enriquecerse a costillas del Estado y nunca se cansaron de torcer, una y otra vez, a su antojo y conveniencia, la voluntad del pueblo, todo para garantizar la perpetuidad de su hegemonía (la alternancia la llamaron ellos). Cuando esté con ellos cuide bien su cartera. Del otro lado de la Mesa Coja está la extrema derecha (Voluntad Popular y Primero Justicia), representantes de la más rancia burguesía criolla, los cuales han saltado al terreno político, con sus partidos-franquicias, para asaltar el poder con la finalidad de restituir íntegramente sus “nobles” derechos a explotar al pueblo, a subyugarlo y a poner sus garras sobre la riqueza nacional. Cuando esté con estos, también cuide su cartera.

En este festín de hienas hambrientas, Chuo Torrealba no ha entendido que él solo es una marioneta cantinflérica contratada para repetir una y otra vez los falsos mensajes de una unidad inexistente. Los hilos de esta marioneta se mueven al ritmo de la pugna de intereses al interior de la MUD. Él no tiene el talante, ni el carisma, ni la jerarquía para actuar como jefe o superior de ninguno de los ungidos de la MUD.

 El camino de la MUD

Yo creo que esta gente de la MUD es irrecuperable. Las miserias y ambiciones que hay en sus intenciones y dentro de sus corazones son irreversibles e incurables. Son muchos los elementos y acciones que reflejan y ponen en evidencia su talante antidemocrático. Sin embargo, si ellos quisieran un futuro mejor para la patria, deberían seguir al pie de la letra estas humildes recomendaciones:

  • Apegarse a la Constitución. No hay más nada que decir. En la carta magna aprobada por nuestro pueblo están claramente señalados todos los elementos de nuestro Contrato Social. Apéguense a ellos, déjense de golpes, conspiraciones y salidas violentas.
  • Respeten la voluntad del pueblo. La inmensa mayoría de nuestros ciudadanos siempre se ha expresado pacíficamente y a través del voto. Respeten esto, respeten al pueblo que votó y eligió un Gobierno Bolivariano para guiar este momento histórico de la patria. ¿No les gusta perder elecciones? Trabajen, échenle bolas y a fuerza de acciones, de ideas, de palabras, intenten construir una mayoría. Ganen en buena lid procesos electorales. Eso sí, sean serios, asuman con dignidad y gallardía las derrotas.
  • No más golpes. Aléjense de los locos y disociados que los meten por vías y caminos violentos. En nuestra Constitución no está contemplada la tumultocracia como forma de gobierno. La salida violenta no es la salida. Por cierto, ninguno de ustedes ha repudiado la violencia impuesta por la extrema derecha, eso los hace cómplices. Es extremadamente sospechoso, muy sospechoso. Pregúntense quiénes son los que han dirigido paros petroleros, golpes de Estado, descargas de arrechera, salidas violentas y guerras económicas. Todos están sentados amuñuñados en la Mesa Coja.
  • Incorpórense a la lucha contra la guerra económica. Todos los ciudadanos, revolucionarios u opositores, somos víctimas de la voracidad capitalista de la burguesía parasitaria. El contrabando y la especulación son graves males que agobian a todo el país. Su eterno guabineo en este tema los coloca del lado de los mafiosos contrabandistas y de los especuladores. Sabemos que el que le pega a su familia se arruina, pero exíjanle a sus socios empresarios que produzcan más y que vendan a precios justos.
  • Dejen de engañar al pueblo. Dejen de venderles espejitos y darles falsas esperanzas a sus huestes. Digan la verdad y muestren cual sería su plan de gobierno en el supuesto negado de que accedan al poder (vade retro). Digan por ejemplo, sin miedo, que ustedes privatizarían todo, hasta PDVSA misma, que ustedes eliminarían todas las misiones y programas sociales, que cerrarían o privatizarían las universidades públicas, los hospitales y las escuelas, que eliminarían las pensiones, que se arrodillarían impunemente ante la burguesía criolla y ante Estados Unidos. Digan pues, sin pena y sin tapujos, que ustedes son Neoliberales de pura cepa. Véanse bien en el espejo, reconózcanse.
  • Pasen por sus medios de comunicación que entre febrero y mayo estuvimos al borde de una guerra civil. Sí ¡Una guerra civil! ¿No les da vergüenza? De solo mencionarlo se le aprieta a uno el corazón. Recuérdenle a sus huestes que el intento de salida violenta dejó docenas de muertos y heridos. Que hordas neofascistas de la extrema derecha burguesa descargaron su odio contra el país. Que sus miserias humanas quedaron expuestas en cada hoguera y en cada acto terrorista. Pásenlo una y otra vez (hay miles de fotos y videos), repítanlo hasta que todos sus fanáticos seguidores tomen conciencia del terror vivido y se comprometan a no ejecutar nunca más acciones violentas en nuestro país.
  • No apoyen la impunidad. La violencia fue impulsada y dirigida por miembros de la MUD. Esto es inocultable. Se cometieron actos graves contra la vida humana, contra bienes públicos y privados, contra la tranquilidad y sosiego de todo el pueblo. Sus responsables deben ser juzgados y condenados con todo el peso de la ley. En esto no puede haber discusión. No a la impunidad.

La MUD es como una mala olla sopera donde por más que la calienten no hay forma de que cuajen sus ingredientes. Nunca han podido contra el victorioso pueblo bolivariano y revolucionario. Ni uniéndose todos pudieron derrotar nunca al invicto Comandante Chávez. Este pueblo de Chávez sigue aquí, más revolucionario que nunca. Empiecen a respetarlo.

Richard Canan

Sociólogo

@richardcanan

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.