Noticias

12.dic.2014 / 12:12 pm / Haga un comentario

BASURA-ENSUCREAnalizar el desarrollo de las políticas impulsadas desde la Alcaldía del Municipio Sucre del Estado Bolivariano de Miranda representa un reto de grandes proporciones, dado que sus incongruencias, desaciertos e imperfecciones en todos los campos hacen pensar que carecen de sentido estratégico o son un simple juego de caos.

Quien fue electo para asumir la gestión de Gobierno Municipal no aparece en la vida cotidiana del Municipio, no opina, no promueve un discurso que permita entender la relación entre las acciones que ejecuta, las que aun no ejecuta, las que no forman parte de sus prioridades políticas o simplemente no le interesa que se sepa su definición y priorización de las necesidades de la colectividad…. en Sucre estamos ante un contradictorio y errático Gobierno Municipal ausente, que miente, que simula, que se esconde, que calla y sobre todo que no hace nada.

                I

¿Sin no apareces como Alcalde, no te desgastas?

La Tesis de Ocariz el Invisible

Para el Alcalde pareciera que la respuesta es afirmativa, es su principio del discurso y accionar político el de la Invisibilidad de Ocariz. Es sin duda temerario o absurdo pensar que una sociedad crecientemente politizada puede ser orientada desde silencio, desde los temores, la mentira o la ausencia. ¿No responder implica que el cuestionamiento no existe? ¿que no asuma el problema significa que la sociedad no lo percibe?

Con ejemplos concretos, mientras Sucre en toda su extensión vive en el caos de la Basura… ¿es cierto que el silencio de Ocariz resuelve el problema?, será que imponer la tesis de cobrar 365% sobre los anteriores 400% es la Solución sin asumir responsabilidad en la construcción de un sistema efectivo de recolección es una salida satisfactoria? será que dejar correr la tesis de “eso es culpa de otro” justificara la continuidad de una crisis de salubridad ante la cual no hace nada?

Cuando preguntamos ¿cómo resolverán el problema estratégico del patio de transferencia?, ¿qué medidas va a tomar ante el conflicto laboral de los trabajadores de Sabempe?, ¿cuándo preguntamos sobre cuales empresas prestan el servicio de recolección?, cuando preguntamos ¿cuánto recaudaron con el aumento del 400%?, cuando preguntamos ¿cuánto cobran las empresas prestadoras del servicio?, y si preguntamos ¿por qué no alcanzan los recursos financieros?…. invariablemente la respuesta es Silencio.

                II

¿Victimizarse será el discurso?

“¡¡¡.Viene el Lobo!!!!”

Pudiera asumirse como correcto la definición desde la perspectiva Clínica Terapéutica de Victimizarse como la adicción que sume o sumerge a la persona en un mundo negativo y frustrante o podemos tomar otra definición donde Victimismo o Victimización es la tendencia de una persona de considerarse víctima o a hacerse pasar por ella.

En esta Venezuela Bolivariana donde se ha demostrado que la comprensión de las mayorías sobre el ejercicio de la autoridad de gobierno se inscribe en el concepto de responsabilidad, transparencia y valentía. En la consciencia de las mayorías aun retumba el asumir responsabilidad del Comandante Chávez en la dirección de la Insurrección Cívico-Militar de Febrero de 1992 en los segundos del célebre “¡por ahora!”.

Sin duda Ocariz se inscribe en la retórica de NO asumir responsabilidad, del mantener la postura oportunista de adecuarse a su conveniencia, NO se deslinda de la violencia guarimbera, NO se deslinda de los actos corruptos de su gemelo Juan Carlos Caldera, NO reconoce al Gobierno Nacional, NO asume la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y todo el cuerpo de leyes… entonces cabe preguntar ¿es víctima de quién?, ¿víctima de qué?, ¿será que el amplísimo coro ciudadano que reclama a Ocariz que trabaje es una estrategia de un enemigo invisible y sombrío? o será el ejercicio político de esconderse detrás de la supuesta Polarización, del odio como discurso, de la total incapacidad.

                III

¿Construir un estado dentro de otro?

“Mentir a todos, todo el tiempo”

“La Constitución es la norma suprema y el fundamento del ordenamiento jurídico. Todas las personas y los órganos que ejercen el Poder Público están sujetos a esta Constitución” Articulo 7 CRBV.

Esta cita es vital para comprender el problema de fondo… ¿puede un Alcalde promover instrumentos jurídicos de carácter local que contradigan el espíritu del marco jurídico de la Nación?, ¿Esta la óptica personalísima del Alcalde, su visión particular del rumbo que debe tener el País por encima de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela de 1999 que construida y aprobada por un pueblo soberano en rol constituyente?

Amiga y Amigo lector sin duda la respuesta evidente es NO hay nada por encima a la Constitución…. NADA.

Pero en el accionar político del Alcalde Ocariz, de su equipo técnico y su rebaño edilicio se evidencia que persiguen construir una referencia político territorial que se diferencie del rumbo que toma el país y por el cual sin duda voto la mayoría (el principio democrático y universal que nos rige).

Como poder explicar de otra manera el sistemático desconocimiento y progresivo ataque al Poder Comunal en todos sus niveles de organización, en todos los ámbitos de acción. Como entender la elevación de las contradicciones promovidas desde las ordenanzas municipales entre el bienestar colectivo y la dimensión individual de los habitantes. Como entender la falsificación ideológica desde políticas de engaño para impulsar el desconocimiento a los logros de la Revolución (ej: la estafa que representa los inútiles e ilegales certificados de propiedad en zonas depauperadas por falta de servicios). La privatización de los Servicios Públicos (la Recolección de Basura, la Seguridad y Vigilancia Publica, la Distribución de Agua) como manera de proteger un manejo no transparentes de los fondos municipales que al final se dirigen a la publicidad de una gestión inexistente o a los bolsillos de privados. Generar condiciones explosivas sobre el manejo del Sector de la Economía Popular donde  impulsa el malestar con atropello, caotizando la vía pública al tiempo de ser indulgente ante la especulación.

La instauración de un régimen policial no por que pretenda elevar la seguridad ciudadana (tesis por demás cuestionada para la efectiva solución al problema inseguridad) si no por el contrario para imponer las medidas económicas que desde la Alcaldía se imponen vía ordenanza… ¡¡¡si no pagas un servicio que no se presta o te multo o te cierro!!!

                IV

            Cierre

¿A donde los llevara el caos autoprovocado?

A todas luces este cuerpo de cuestionamientos ponen al descubierto un modelo de acción política que soporta el discurso político de la Oligarquía Amarilla, totalmente absurdo y anacrónico, que da la espalda a los aportes que el devenir político ha posicionado en la población.

La Gestión Ocariz hace un uso extremo de la mentira como argumento, impone modelos de odio y miedo para mantener unida a una base social que tarde o temprano elevara su comprensión del momento pues se impondrá la paz.

Ocariz maneja escenarios artificiales para imponer mayoría pensando en generar un falso control político alejados de la ciudadanía y de las calles. Supone que su mayoría es para siempre o que es poseedor sin condiciones de las conciencias de sus hoy seguidores. Aun así maneja escenarios caóticos de vida, de servicios, de convivencia para luego responsabilizar al Gobierno Nacional cuando en realidad ya se posiciono la matriz de su responsabilidad en los problemas del municipio.

Es imposible concluir en otro concepto que no sea el del fracaso. Cuando los Ciudadanos reflexiones sobre esa relación costo/beneficio, se percataran que no tiene beneficios de la gestión Ocariz y que por el contrario les está arrebatando el bienestar, su seguridad, su salubridad, su integridad, su esperanza del buen vivir… el más alto costo.

En fin asistimos a un oscuro acto de desestabilización política donde ya no es pertinente mantener la cara de “yo no fui”.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.